CHAINMEN. A mi manera, sin cadena y con pedal

Mis contenidos no tienen derechos de autor. Si me plagias algo, me sentire orgulloso. J.M.L.

Chainmen en Invierno

Archivado por marzo 20th, 2009

Mar
20

Hoy por hoy y no se hasta cuando, desde mi ventana, me entero de cuando llega la primavera al asomarme y mirar hacia el monte Argalario, veo los cerezos en flor que inundan su ladera en el barrio de Sobrecampa.
¡Con que fuerza me llaman!
¡Que recuerdos me traen de mi niñez en el desaparecido barrio de “Tileche” o Telletxea donde había tantos!
En los últimos 19 años siempre realizo el mismo ritual. Cojo agua y comida, monto en mi querida “Burrita” (bicicleta de montaña) y tiro para arriba, cuando llego a su altura, aminoro la marcha, en parte, obligado por el fuerte repecho de este duro puerto, por la edad, ya se sabe, a estas alturas de la vida cada año que pasa un diente menos en la boca y, un diente mas en los piñones de la “Burrita”. Pero el principal motivo que me obliga a pasar despacio e incluso a bajarme y caminar es, deleitarme y empaparme del sutil olor de sus flores y poder caminar pisando la alfombrilla de pétalos de sus blancas florecillas esparcidas por el camino, después de arreciar algún viento fuerte ¡Que gozada!
Algun año tendré que ir al valle del Jerte y experimentar esta sensación en grado superlativo


Pulsa para verla a tamaño mayor

Pulsa para verla a tamaño mayor

Ver mas imagenes

Ver el resto del post »